EXPRESS BOOKING
Baño Termal y Aromaterapia
Es Princep
Blog
ES PRINCEP

Es Princep, entre Es Portixol y La Calatrava

escrito por Xisco / febrero 13, 2018

Desde hace ya unos años, la ciudad de Palma de Mallorca se ha convertido en un destino turístico de primer nivel. Hasta entonces, Palma era simplemente la capital de Mallorca, destino turístico del Mediterráneo por excelencia.

El crecimiento turístico de Palma ha llevado asociado un importante incremento de la planta hotelera en el centro de la ciudad. Se han abierto varios hoteles boutique y algunos hoteles de alto standing en antiguos palacios señoriales o edificios emblemáticos.

De todos ellos, sólo el hotel Es Princep cuenta con el privilegio de situarse frente al mar, dentro del casco antiguo de la ciudad, en el barrio de La Calatrava, muy cerca de uno de los barrios con más estilo de la ciudad, Es Portixol.

La Calatrava es el barrio más antiguo de Palma. El barrio creció alrededor de la fortaleza de la Almudaina, en el margen izquierdo del Torrent de Sa Riera que hasta el siglo XVII pasaba por el Passeig d’Es Born. Ha sido durante siglos, y es en la actualidad, el barrio señorial de la ciudad. Pasear por sus callejones, visitar sus patios y disfrutar sus monumentos como La Seu, Els Banys Arabs o S’Ajuntament sigue siendo un placer para los sentidos.

Si La Calatrava representa la ciudad más antigua y señorial, el barrio de Es Portixol es probablemente sinónimo de bullicio y de mar. Es Portixol es el barrio de Palma que ha vivido más en contacto con el mar. Fue en el pasado un pequeño pueblo de pescadores alejado del centro la ciudad. El crecimiento de Palma fuera de sus murallas medievales llevó la ciudad hasta Es Portixol e integró el barrio en la ciudad.

La Calatrava es probablemente el barrio más visitado de la ciudad. Es Portixol, en cambio, puede que sea uno de los grandes desconocidos de Palma de Mallorca. La ubicación del hotel Es Princep, en la zona del casco antiguo más cercana al barrio, es idónea para visitarlo y, sobre todo, para disfrutarlo. Un paseo de 5 minutos frente al mar con unas maravillosas vistas del puerto y de la ciudad de Palma serán un aperitivo perfecto antes de acceder al Club Nàutic d’Es Portitxol.

Es un puerto de forma redondeada que está completamente integrado en el barrio lo que le da un carácter muy especial.

Es Portixol es sinónimo de mar y de vida. Es un barrio precioso, urbanizado con casitas bajas que han crecido en los alrededores de los puertos de Es Portitxol y Es Molinar. De hecho, Es Molinar es el nombre más común por el que se conoce el barrio, cuyos orígenes se remontan a finales del siglo XVIII cuando se construyó la ermita de San Onofre. Es a mediados del siglo XIX que surge el núcleo de casas de pescadores de Es Portixol alrededor de los molinos de harina, de ahí el nombre del barrio de Es Molinar.


Los pequeños puertos de Es Portixol y Es Molinar son los clásicos puertecitos antiguos de pescadores que con el tiempo han ido acogiendo embarcaciones particulares recreativas. Ambos lugares son los centros sociales del barrio y destilan buen ambiente a todas horas del día.


Como es lógico, la oferta gastronómica, que aprovecha la cercanía del barrio al mar, es muy amplia. En Es Portixol podemos encontrar los clásicos restaurantes de pescado a la plancha, vermuterias, restaurantes de tapas y de cocina internacional o bares del barrio de toda la vida.

Desayunar o comer un llonguet frente al mar en Es Vaixell sigue siendo un verdadero placer. Disfrutar del sol que se eleva sobre las casitas antes de que el embat (viento térmico propio de muchas zonas de la isla de Mallorca) empiece a soplar a partir de las 12 o la 1 del mediodía.

Una vez recorrido el puerto de Es Portixol, sigue el paseo por delante del mar, enseguida se accede a la playa de Es Portixol y en unos minutos encontramos Es Born d’Es Molinar que es un paseo arbolado desde el que vale la pena iniciar una caminada por los callejones del antiguo barrio de pescadores y disfrutar de las tranquilas calles y placitas del barrio. En una de ellas se erige, majestuosa, la Parroquia de Nostra Senyora del Remei, edificada en 1928 sobre la que en su día fue la Capella del Remei, construida a su vez en 1850.

Desde la plaza de la iglesia podemos volver hacia el mar y frente a nosotros encontraremos el Club Marítimo de Es Molinar. Un pequeño puerto deportivo, que como comentábamos, tiene mayor presencia de embarcaciones recreativas.

Después de pasear un poco por los muelles del puerto de Es Molinar, vale la pena continuar el paseo por delante del mar hasta la Playa de Ciutat Jardí.

Cuando llega el atardecer, sobre todo durante los meses de buen tiempo, es cuando el barrio y, particularmente, su paseo frente al mar, están más animados. Los habitantes del barrio y del centro de la ciudad de Palma salen a pasear para disfrutar del embat, que ya se va calmando, y tomar una cervecita o algo para cenar en alguno de los múltiples restaurantes del barrio.

Después de cenar, se puede disfrutar de uno de los momentos más agradables del día. Volver hacia el hotel por el paseo frente al mar con la vista de la ciudad y su Catedral iluminadas es un momento único.

Es Portixol es, en definitiva, una de esas joyas que disfrutan los habitantes de la ciudad que queda, en general, fuera de las guías turísticas. El hotel Es Princep, por su proximidad al barrio, es el lugar perfecto para vivirlo.

Blog